-->

sábado, 7 de enero de 2017

Asientos Sport y primera quedada

Hay una cosa que siempre he tenido clara desde que conseguí el E30. Hacer que el interior sea lo más similar al del M3 que buenamente se pueda siempre teniendo en cuenta el presupuesto y que es un cuatro puertas. Como he comentado en otras ocasiones, hace unos cinco o seis años el panorama de piezas de E30 no era el actual y por fortuna abundaban en los desguaces y la compra venta no estaba tan especulada como hoy en día.

Un buen día di con un Touring o como solemos denominarlo cariñosamente un frutero. Estaba impoluto en medio del desguace y con matricula alemana. Tenía literalmente de todo. Techo eléctrico, limpiafaros, asientos sport calefactados, en fin una mina. Llegué de los primeros y si tu estabas por aquel entonces en el foro Etreinteros en Madrid tal vez te suene, porque me crucé con varios foreros, pues fui a rapiñar piezas a esa unidad unos cuantos días y unos cuantos más del foro.

Hoy me arrepiento de haber dejado los lavafaros(que le vamos a hacer...) pero me llevé algo que deseaba con muchas ganas. Los asientos sport y además calefactados. Me costaron 15€ cada uno(si, si, lees bien. Los precios de ahora son los ridículos) y por 1€ me llevé la instalación de cables(recordemos que eran calefactados).


No me lo podía creer pero ahí estaban. Algo sucios si, pero funcionaba tanto la calefacción como
los mecanismos de los asientos.


El mazo de cables era muy simple y además me traje los interruptores que también estaban allí.


Quité los míos que ya habían tenido suficiente mala vida y pasé los cables con una guia por debajo de la moqueta para no tener que levantarla toda.




Pasar los cables sin levantar la moqueta fue algo laborioso pero merecía la pena.



Conecté los cables en su sitio y justo en el hueco de los asientos, entre los aireadores de la calefacción de la zona trasera deje preparado el conector para enchufar y listo.



Limpié los asientos con un cepillo y amoniaco rebajado con agua. Una vez secos, le di con espuma para tapicerías y quedaron impolutos. Así quedaba el asiento del conductor ya puesto. Parecía otro coche, era todo más elegante y además eran mucho más cómodos y recogidos que los que tenía de serie.


Solo quedaba una cosa por hacer, colocar los interruptores de la calefacción en la consola central. Afortunadamente si desmontamos el mueble central y le damos la vuelta, fijándose detenidamente podemos ver unas marcas que indican donde hacer los agujeros para los botones. Vamos que no hay lugar a la equivocación. Unos minutillos con un cúter y listo.


El soso mueble central comenzaba a tener buena cara...


También me llevé los elevalunas delanteros y su cableado(los traseros ya habían volado) y aprovechando que estaba en pleno apogeo de agujeros en la consola, decidí dejar el cableado de los elevalunas delanteros y traseros ya instalados. No así los motores que los colocaría más adelante.


El método el mismo que antes. Miramos por detrás y allí están las marcas, no tenía pérdida.


Todo ya instalado y con los asientos sport calefactados daban la sensación de ser un coche más... premium como diríamos hoy en día.



Como ya he dicho en otras ocasiones me gusta mucho el detailing en el coche y no desperdicio nunca una oportunidad de detallar hasta el último rincón del coche. En esta ocasión aproveche para limpiar los enganches de los cinturones y pulirlos de arañazos.

En la foto veis uno sin hacer y el otro terminado y con el muelle engrasado.



También me llevé la empuñadura del freno de mano, porque la mía estaba toda rajada. Son pequeños detalles pero todos cuentan.


En aquél Touring alemán como he comentado, había muchos extras interesantes. Uno de ellos era el extintor bajo el asiento del volante. Firmado con los logos de BMW. Yo en aquel momento no lo valoré como ahora y al verlo imaginé que estaba gastado y en efecto lo estaba así que lo dejé allí. En cambio sí me lleve el soporte. Esto lo comenté en el foro Etreinteros y me llegó esa misma tarde un mensaje privado. Era un señor de las afueras de Madrid que estaba sumamente interesado en el soporte. Me dijo que estuvo en ese mismo desguace y se llevó el extintor pero que volvió sin el soporte y quería tenerlo todo, porque estaba dejando su E30 "full Equip" Yo le propuse un trueque y el hombre me dijo que tenía un volante M-Tech II en muy buenas condiciones. Con la piel en perfecto estado y el logo M recién cambiado. Yo ni me lo pensé. Me plante allí al día siguiente y el tipo que era muy majo me enseño su E30 Pre muy bonito por cierto hasta los topes de extras. Creo recordar que era un 325IX dos puertas.




También me dio un pomo de M3 original que necesitaba un retapizado urgente y la chapa, fue un muy buen día. El volante junto a los nuevos asientos Sport cambiaban el interior de mi E30 a lo bestia. No parecía ni el mismo coche.





Otro día de paseo por el desguace saqué este pomo de freno de mano de otro BMW, no recuerdo cual era ahora mismo, tal vez un E39. El caso es que al estar tapizado en piel me gustó mucho y lo vi perfecto para el interior 100% cuero que yo quería conseguir.



También me traje de otro E30 unas persianas para la luna trasera, porque a mi lo de los cristales tintados no me ha hecho mucha gracia nunca y esto le daba un toque muy retro al conjunto.


El viejo tubo de escape estaba para tirar, oxidado y agujereado por debajo, mientras lo llevase puesto decidí "maquearlo" un poco. Lo corte(que era muy largo) y lo pulí:


Para la estética exterior siempre he tenido en mente o la del IS con su famoso deflector delantero o el famoso kit M2 pero solo los bajos, para así dejar mis paragolpes tono blanco con la linea protectora negra. Por desgracia ambas opciones son algo caras y mientras tanto decidí hacer un efecto óptico de bajos(mas bajos) pintando todos en el mismo tono blanco de la carrocería.

De serie vienen todos pintados en negro:


Pintando en blanco esas zonas la cosa quedaba así:

Aquí esta pintada solo la mitad derecha.


Es cierto que ahora se notaba más el agujero del gancho del remolque pero eso se solucionaría cuando el coche pasase por chapa y pintura.






Pasaban las semanas y decidí llevarlo a la famosa quedada mensual de coches clásicos de Villaviciosa de Odón. Pero tenía que hacer algo con el morro. Tenía todos los bajos pintados, un interior algo decente y el paragolpes trasero blanco, pero el delantero seguía siendo negro. El problema era que en los desguaces no solían abundar los morros de los E30, así que decidí pintarlo yo mismo. Conseguí un spray con el mismo código de color que mi E30.



Preparé el paragolpes para pintarlo. Sí, se lo que estás pensando, que chapuza, no ha desmontado el paragolpes. Bueno esto tiene explicación. Todos los plásticos estaban muy viejos y quebradizos y temía partir algo al desmontarlo a sabiendas de que en los desguaces los delanteros no abundaban, los protectores del paragolpes también eran una odisea de localizar a no ser que fueses a BMW. Es por ello que lo pinté así.



Después de dejar secar toda una noche la laca y el barnizado, al día siguiente me lié a lijarlo al agua para dejarlo lo más liso posible y una vez terminado lo pulí con la maquina. El resultado fue este:



Decidí darme una vuelta con él, para enseñárselo a unos amigos y hacerle algunas fotillos antes de la quedada de Villaviciosa.







Con el rejuvenecido exterior y el brutal cambio del interior con los asientos y el volante, me sentía con muchos ánimos de mostrarlo en una multitudinaria quedada como la de Villaviciosa.



Así lo lleve a su primera quedada, no era gran cosa, había otros E30 impresionantes pero yo sabía la cantidad de trabajo que tenía detrás en tan solo un año de trabajo sin apenas gastar dinero.


Fui de los primeros en llegar a la quedada con mi amigo David de Bro Garage que llevó su Toyota Celica rojo que podéis ver aparcado detrás del mio.



Con aquella primera quedada del E30 me despido por hoy. Podéis ver todas las fotos de aquella quedada AQUí

Un saludo amig@S!!

0 comentarios :

Publicar un comentario