-->

domingo, 1 de enero de 2017

Cambiando las primeras piezas

Ahora que hemos visto el estado inicial del E30 ya podemos meternos en harina. Comencé a cambiar piezas en el post anterior con la incorporación de los retrovisores y las placas de los logos que le hicieron un lavadito de cara que buena falta le hacía al pobre.

Tengo que comentar que como antes abundaban mucho los E30 en los desguaces me pude hacer con una gran cantidad de piezas por muy poco dinero. También reconozco que dejé otras muchas pensando que esa situación sería siempre así y ahora me arrepiento, como los limpiafaros, el OBD o los reposacabezas traseros sin ir más lejos. Aún así veréis que una gran cantidad de los cambios estéticos son gracias a ese festival de piezas que se pudo vivir en el mundillo de los E30 hasta hace unos cuatro o cinco años.

Lo primero que quería sustituir era la antena original que estaba rota, doblada y por donde entraba una buena cantidad de agua al maletero cuando se lavaba o llovía.


Por dentro de sujetaba con esa chapita de una forma un tanto chapucera, no se si era así de serie o
era otro "parche" pero no tenía buena pinta para nada.


Puse a esto remedio muy pronto comprando una antena eléctrica sencillita y silenciosa toda en color negro que es como me gustaba más.


La instalación fue muy simple aprovechando el cableado de la original. Para acceder a la zona mejor solo tuve que mover algo la moqueta lateral de esa zona del maletero. Quedó muy bien fijada y el agua (al menos por ahí) ya no volvería a entrar.


Desde crío siempre me han gustado mucho las antenas eléctricas, a mi modo de ver le daban a los coches un toque futurista. Por desgracia ahora están más acabadas y olvidadas que el vídeo Beta.


Otra cosa que no me gustaba mucho era el estado del portaherramientas, que aunque no era malo estaba algo arañado y me parecía muy pequeño. Un día trasteando en desguaces la Torre, me fijé en el portaherramientas que llevan los E34. Por aquella época había muchos E34 y muchos E30, de hecho e llegado a ver hasta 8 o 9 E30 juntos allí, nada que ver con la situación actual me temo.



El portaherramientas del E34 le sentaba como un guante al E30 y decidí llevarme uno, vacío claro porque las herramientas es lo que primero se llevan.


El ángulo del nuevo portaherramientas se ajusta a la perfección a los angulosos nervios del interior del portón del maletero. Queda a mi modo de ver, genial. En cuanto a la espuma que tiene el portón pegado para que no se oigan ruidos por vibración, es tan sencillo como cortar un triángulo con la nueva medida y pegarlo en su lugar.



También me traje del desguace una de las luces del maletero de otro E30 y se la puse como segunda luz. Aunque el E30 viene con una si tiene un hueco el propio portón para poner otra. Por tanto solo tuve que sacar cables de la luz que ya tenía y colocarla en su sitio. Esto es algo que todo propietario de E30 debería hacer, porque se gana mucha luz en el maletero, algo que viene muy bien si abrimos de noche o en garajes.


Seguí maquillando toda la estética del E30 que podía para hacerlo ver algo más lustroso ya que no podía permitirme por el momento grandes reparaciones de mecánica en el sitio en el que estaba y al no tener papeles no podía llevarlo a otro lado sin pasar por la factura de una grúa.

Le tocó el turno al pomo de cambio que no era el original. Estaba hecho unos zorros. Ni idea de como podía haberse desgastado tantísimo. El guardapolvos de la palanca sí era el original y afrotunadamente estaba en buenas condiciones.



Conseguí otro nuevo que tampoco era original pero era idéntico al antiguo que llevaba puesto. Una vez colocado quedó genial. Aún así tenía uno original con guardapolvo incluido de un E30 M3 por tapizar esperando su turno.



Los antinieblas también llegaron del desguace, en color amarillo como a mi me gustan. El cambio estético fue brutal y ayudan mucho a ver de noche en carreteras secundarias aunque no haya niebla, ya sabemos que los faros de los E30 alumbran lo mismo que si sacamos un mechero por la ventanilla.

Como con todas las piezas del desguace que compraba, los antinieblas fueron desmontados y lavados a conciencia tanto por dentro como por fuera.


Instalarlos en el coche fue sumamente fácil porque el E30 traía preinstalación. Solo necesité el interruptor de antiniebla doble que no me fue difícil de localizar en el desguace.



Por supuesto sustituí los intermitentes rotos por otros en un excelente estado, aunque los di una pulidita con pulimento para plásticos a mano, para quitar arañazos.


Conseguí una pareja de pilotos traseros en el desguace por 15€ creo recordar y en muy buen estado sin rajas ni arañazos graves. Los limpié a fondo en casa incluido por dentro de las tulipas, teniéndolos sumergidos en agua con un toque de amoniaco unos diez o 15 minutos. Una vez secos los dí pulimento de plásticos y hasta hoy, porque quedaron como nuevos. Por desgracia las fotos de ese proceso se perdieron.

Al desguace solía ir una o dos veces por semana y un día me topé con un 318 IS blanco, del mismo tono que el mío. Excepto el espadín delantero estaba bastante completito, pero por aquel entonces ni la economía acompañaba ni tampoco había mucha especulación de piezas de E30, por tanto estaba muy relajado y dejé muchos componentes en aquél IS, por no mencionar que aquel día había caído una nevada tremenda en Madrid y yo junto a otros cuatro colgados eramos los únicos que estaban rapiñando piezas en la nevada y congelada campa de desguaces la Torre. Lo que si me lleve fue su alerón. Es el único que me gustaba y me gusta para una berlina de cuatro puertas como la mía.


Atornillarlo en mi portón no me llevó más de diez minutejos después de medir todo bien. Ahora la trasera comenzaba a brillar, con los pilotos traseros restaurados, el logo de BMW y el nuevo alerón parecía otro coche. Decidí quitar el porta matriculas para dejar la trasera como los modelos americanos y así lo llevé mucho tiempo. El porta matriculas estaba muy decolorado del sol y no me gustaba nada, afeaba la nueva zaga.




En la siguiente imagen se puede apreciar mejor la limpieza y pulida a los pilotos traseros que os comenté antes. Siento la calidad de las imágenes, pero fueron todas realizadas con un teléfono de 2008 y sin apenas luz.


Volviendo al interior, tenía decidido quitar de en medio el gigantesco volante original de cuatro brazos.


Tenía claro que quería o el volante M1 o el ya caro y exclusivo por aquel entonces M-Tech II que montaban los M3, pero mientras daba con uno tenía que quitar ese timón de barco que me resultaba muy incomodo.

VOLANTE M1

VOLANTE M TECH II

Compré uno un poco tuning con su respectiva piña. Era mucho más pequeño con el interior plateado, por tanto pinte toda la zona metálica en negro satinado y adapté el logo de BMW del volante original. La cosa quedó así temporalmente. El volante no se veía mal, pero me resultaba incomodo ya que pasé de uno muy grande a uno tan pequeño que me impedía ver bien el cuadro de mandos con mi posición del asiento.


Para terminar con este temprano maquillaje del interior y aprovechando que tenía quitado el volante saqué el cuadro para hacer el famoso brico de las bombillas de 5W. Para el que no sepa de que hablo, me refiero a sustituir las dos bombillas blancas que iluminan todo el cuadro de 3W por unas de 5W. El cuadro se ilumina en tono naranja por unos capuchones de plástico de éste color. Para no derretirlos con las nuevas bombillas más potentes solo hay que quitarlos pero asegurándose de poner unas bombillas de tono naranja.




Aprovechando que tenía el cuadro desmontado también pinté las agujas en color rojo tal y como las lleva el M3. Mi idea era hacer todo lo posible por conseguir el interior del M3 al completo salvando las claras diferencias de la parte trasera, ya que mi E30 es cuatro puertas.



Por supuesto le pegué una pulidita al todo el plástico que cubre el cuadro, porque estaba muy arañado. Este fue el resultado final.


Por el momento este es todo el "maquillaje" tanto interior como exterior que le hice antes de adecentar la mecánica un poco para ir a la ITV. En el próximo post os enseñaré todo lo que hicimos con el motor para llevarlo perfecto a la ITV y comenzar así la tramitación del tan ansiado permiso de circulación.

Un saludo amigos!

0 comentarios :

Publicar un comentario