-->

jueves, 2 de febrero de 2017

Calentamiento solucionado y nuevas llantas

Como comenté en este post, el E30 tenía un problema serio de calentamiento por resolver. El tema era todo un expediente X. Se había cambiado el refrigerante y el termostato, comprado(y pulido) una pipa por donde se purga el refrigerante, incluso había comprado el tornillo de purga que fueron algo más de 4€ en la BMW. Se había sustituido la bomba de agua y las correas y se había purgado todo correctamente, pero al cabo de un rato parado, al ralentí, volvía a calentarse de forma alarmante.

Al comentar esto por los foros de Etreinteros, varios foreros me recomendaron que tras unos minutos con el coche arrancado, probase a parar el ventilador, que en este coche es del tipo viscoso, con un periódico enrollado. Si podía pararlo es que el viscoso estaba muerto. Aproveché unos días que volví a España, para pasarme por el BroGarage de David y ver si podíamos dejar resuelto el tema del calentamiento que me traía de cabeza desde que dejé el coche durmiendo en España dos años antes. Hice la prueba del periódico y el viscoso paró. Me quedé mirando a David, los dos dijímos al unísono: joder era el viscoso!. Vale teníamos casi todo cambiado y solo quedaban algunos manguitos, el viscoso y el radiador. 

Por los foros andaba un tutorial para rellenar el liquido del viscoso con una jeringuilla y hacer que volviese a funcionar. También había tutoriales de como dejarlo soldado y que "soplase" siempre. Ninguna de las dos opciones me gustaban en realidad, el ventilador era muy viejo y todo lo que veía me parecían parches. Decidí directamente comprar uno nuevo de origen.


Aproveché y pinte las aspas del ventilador en color negro. Tres años antes las pinté en tono plateado porque no disponía de color negro en aquel momento y el plástico estaba tan
blanquecino y arañado que me pareció mejor verlo plata que verlo así. El conjunto del viscoso nuevo, y aspas en negro satinado hacían que pareciese recién salido de fabrica. 


Para poder acceder bien al ventilador es preciso sacar el difusor de aire del mismo. Estaban algo arañados y viejos como es lógico. Ni limpiándolos quedaban bien, así que decidí darles una simple pulida en lugar de pintarlos. El resultado como podéis ver no quedó nada mal y a día de hoy se ven como nuevos.


En teoría esto tenía que solucionar el problema de calentamiento del coche, pero decidí hacer algo con el viejo radiador. El radiador, no fugaba en absoluto, aunque tenía numerosas picadas. El coche pasó mucho tiempo andando por Gran Canaria y la tierra de las playas había hecho de las suyas tanto en los faros, la luna delantera como en el radiador. Se veía horroroso pero funcionaba. El motivo de querer sustituirlo fue otro. Resulta que un par de años antes, cuando conseguí el coche, cambiamos el refrigerante como es lógico. Llevaba tres años abandonado y encima le echaban agua, osea que imaginad como estaba. El caso es que comprobando los manguitos, el soporte del manguito de la parte superior del radiador partió. Por culpa de eso tenía que agarrar el tubo mas "dentro" de lo normal. Una chapuza que funcionaba pero que cualquier día podía soltarse y liarla parda ahí dentro. Para colmo el vaso de expansión estaba lleno de óxido por culpa de años y años rellenando con agua del grifo.


El viejo radiador, ya había dado un buen servicio todos estos años, era hora de jubilarlo. Ciertamente se podría haber aprovechado en otro E30, pero sinceramente la boquilla donde agarra el manguito estaba partida y muy seguro de usar no era.

El radiador se deshacía en la mano, con solo pasar el dedo.

Decidí comprar un radiador nuevo. De esta manera me evitaba rollos que pudiese darme uno de segunda mano, que por muy bien que pudiese estar los treinta años no se los quitaba nadie. No tardó ni dos días en llegar y espero que dure otros 30 años o más(porque yo no pongo agua del grifo).


Aquí la comparación del viejo con el nuevo. Si hacéis click en la imagen, podréis ver mejor como estaba la entrada del manguito superior. Se ve que le falta la mitad.


Aprovechando el cambio de radiador, quitamos el capó para trabajar mejor y aproveché para sanear tona esa zona de las bisagras del capó. Es una zona difícil de limpiar y además se puede acumular óxido con facilidad.


Afortunadamente óxido no había, pero mierda toda la que os imaginéis. En cambio, si se había acumulado algo de óxido superficial en las bisagras que sujetan el capó. Nada que no pudiese solucionar con algo de lija y pintura.




Una vez saneada la zona de óxidos y limpia de roña. Apliqué imprimación y pinté con un spray. El spray me lo hizo una tienda local con el código de pintura de mi coche, fueron ocho eurillos y además incluía barniz. Era echar y listo. Lo dejé secar una noche y a la mañana siguiente se montó el radiador.


Ahora con el radiador en su sitio, los plásticos pulidos, el viscoso nuevo, toda la zona limpia y pintada, parecía recién salido de fábrica.



Una vez rellenado el circuito, se purgó y el coche no se volvió a calentar nunca más. Fue todo un alivio, porque era un tema que me había tenido estresado durante mucho tiempo. Al arrancarlo por fin después de dos años sin oírlo, noté que los taqués sonaban demasiado. Vale que este motor, el M40 que montan los 316i y los 318i tiene un árbol de levas que sufre de desgaste y provoca mucho ruido de taqués. Pero yo no lo recordaba tan exagerado como aquel día. Parecía que el desgaste había ido a más. No le di mucha importancia entonces(grave error).

Por fin podía pasar página con el tema del calentamiento y centrarme en la estética que me gustaba más. Estando en Inglaterra compre a través del foro Etreinteros unas llantas al forero Illopart. Yo tenia las llantas de hierro con los tapacubos originales. No estaban mal, ni rotos ni nada por el estilo, pero tal como estaba dejando el E30 yo quería unas llantas de aleación originales. Por aquel entonces las BBS de origen en cualquiera de sus pulgadas disponibles escaseaban y comenzaban a especularse. Ya ni hablemos de otras llantas diferentes que BMW lanzó para el E30 que no eran pocas precisamente.

Se me cruzó el anuncio de venta de llantas de Illopart y no me lo pensé dos veces. Estaban recién pintadas y barnizadas, no tenían las tapas pero me daba igual. La pulgada era la misma que la mía, catorce pero no eran las ansiadas BBS. Eran las famosas chapabotellas. Llamadas así por la similitud de su forma con las chapas de las botellas, por la forma de su núcleo. Es una llanta que siempre me ha gustado mucho también, aunque yo andaba buscando algo en 15 pulgadas. El precio era bueno y su estado era genial pese a no tener las tapas.


Se le calzaron unos neumáticos nuevos y se montaron. El cambio en el coche parecía mentira. Pese a ser la misma pulgada, el paso de tapacubos de plástico a estas llantas vestían al E30 de una manera asombrosa. Dando más apariencia de, podríamos decir, coche "caro" o algo mas serio que antes. Quedaban preciosas y siempre se suelen ver llenas de mierda en casi todos los E30 que me encuentro con ellas puestas. No comprendo porque suelen infravalorarse tanto, son muy fáciles de limpiar y visten al coche con un aire muy señorial, además no solían ser caras ni difíciles de encontrar.


Ahora tocaba buscar las tapas originales, pero eso ya sería otra historia que os contaré en otro momento, un saludo!!!

0 comentarios :

Publicar un comentario